¿Sabes qué planta es esta?

Es un Rapónchigo. Y te preguntarás, ¿y qué ocurre con esta planta? ¿Se le ha ido la cabeza a Eva? Pues no.

Quería presentaros está planta tan de cuento, que forma parte de la familia de las campanillas y es comestible. Está en toda Europa, pero sobre todo se encuentra en Alemania y aparece en algunos cuentos europeos.

Esta planta es la responsable del nombre de Rapunzel, el cuento de los hermanos Grimm. La madre de Rapunzel, cuando se quedó embarazada de ella, después de muchísimos intentos fallidos, un día tuvo un extraño antojo: comer Rapónchigos del jardín de la vecina. Lo que su marido y ella no sabían es que…¡allí vivía una hechicera! El marido, presionado por su mujer, entró y robó los Rapónchigos para ella, ya que esta no comía nada y pensaba que iba a morir de inanición. Así que entró y los robó, pero la gran villana de Rapunzel (así como en Enredados), la señora Gothel, lo pilló in fraganti. En cuanto se dio cuenta, le dijo que llegarían a un trato y es que él le daría a su hija y ella le proporcionaría las deseosas campanillas. Y así lo hicieron, pero antes de darle a la niña le puso el nombre de Rapunzel, en honor a los Rapónchigos.

¿Conocías esta planta? ¿Y el origen del nombre de Rapunzel?

¡Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.